Economía y Derecho. Cuba-USA-Caribe

Un estudio reciente publicado por el Ministerio de Economía de República Dominicana (1), destaca algunas causas que limitarían la reinserción de las exportaciones cubanas en el mercado estadounidense aun cuando el bloqueo de EE.UU. a Cuba fuera eliminado, varias de las cuales se enmarcan en el área del Derecho.

La baja productividad de la economía cubana, los bajos niveles de inversión -determinado por la limitada participación de la inversión extranjera- y la débil capacidad de las reformas cubanas para eliminar las barreras que restringen al sector externo destacan entre las principales.

El estudio también reconoce que la no existencia de preferencias arancelarias y comerciales entre ambos países, actuaría como barrera de entrada al mercado estadounidense o restaría competitividad a las exportaciones cubanas, como ocurriría en el caso del azúcar.

Además, desataca que las 6,000 reclamaciones de propiedades confiscadas por el gobierno cubano posterior al triunfo de la Revolución, valoradas en 7,000 millones de dólares, podría entorpecer el acceso de los bienes cubanos a los EE.UU., por lo cual las negociaciones entre ambos países y las soluciones que se logren adoptar serán determinantes en las relaciones comerciales bilaterales futuras. El Derecho Internacional muestra varios casos de solución de disputas relacionadas que pueden tomarse en cuenta.

Cuba cuenta con ventajas comparativas respecto al resto de los países del Caribe, por su mayor cercanía geográfica con EE.UU. y tamaño de la economía, pero éstas no son suficientes para acceder al mercado estadounidense. Cuba necesita que finalice el bloqueo de EE.UU., pero al mismo tiempo requiere implementar reformas económicas internas que impulsen la competitividad de sus exportaciones, así como contar con un marco legal y jurídico propicio para ello.

¿Estamos preparados para emprender el viaje?, ¿podemos pasar de la crítica a la propuesta, basados en nuevos juicios de política e interés actuales de los cubanos, economía y sociedad, democracia y derecho, acción y regulación, sustituyendo los criterios fallidos de nuestra experiencia y las de otros países del Caribe donde sus esquemas tampoco han funcionado?

(1) Unidad asesora de análisis económico y social. Unidad de estudios de políticas económicas y sociales del Caribe. Ensayos sobre la apertura de Cuba y sus eventuales efectos sobre la economía dominicana. Santo Domingo, Agosto 2016

11 pensamientos sobre “Economía y Derecho. Cuba-USA-Caribe”

  1. Excelentes los comentarios. en cada uno se puede identificar la diversidad en las formas de entender y pensar a Cuba. Y aunque distantes algunos, todos con un factor común, la preocupación por el futuro de nuestro país. el primer reto de los cubanos seguramente será encontrar la paz entre nosotros mismos, donde quiera que estemos y como quiera que pensemos, sin esto será difícil alcanzar el bienestar material y social, y sobre todo, poco probable garantizar su sostenibilidad en el tiempo. En los extremos siempre hay algunas opiniones más pesimistas, temerosas y menos llamadas al diálogo y al consenso, sus razones tendrán.
    Pero los cubanos no podemos postergar la oportunidad de transformar nuestras realidades, ni embargar nuestro futuro por los cantos de sirena, pero tampoco por el miedo a vivir y a enfrentar fuerzas más poderosas.
    Las exportaciones cubanas han sufrido más de 50 años de bloqueo de EE.UU. pero también son víctimas de la ineficiencia del modelo de gestión en Cuba, el monopolio del comercio exterior de las empresas estatales, la burocracia institucional cubana, el inmovilismo y el autoritarismo de las autoridades, la negación de la inversión extranjera, la maleabilidad del marco legal, etc.
    Felicito y agradezco a Juriscuba por el tema que nos ha compartido y por la posibilidad de dialogar. Y que se repita.

  2. Gracias por abordar el tema que muchos evitan. Es prioridad fortalecer y echar a andar tanto las reformas económicas como un marco legal que garantice una adecuada ejecución de cada convenio o contrato de contenido económico, las inversiones extranjeras en el país, el sistema financiero, la lucha contra la corrupción, el control de los recursos nacionales, las exportaciones de nuestras producciones, eviten el desvío de capitales en menoscabo de la inversión necesaria, etc, etc. Es verdad que el derrumbe del bloque-muro que tanto daño ha causado al pueblo cubano sería el paso más importante para continuar el camino de las nuevas reformas, pero no será la solución mágica de la economía cubana. El levantamiento de la barrera bloqueadora norteamericana será la señal de partida, pero debemos estar preparados con las mejores herramientas legales que controlen la posible desbandada desorientada de algunos e intencional y muy peligrosa de no pocos que pululan por todas partes, en los EEUU, otros países de la región y también dentro del nuestro. Tendremos que desde ahora pensar hacia dónde queremos ir, de qué manera lo haremos, qué necesitamos cambiar de inmediato y cuales después, qué buenas experiencias adquirir sin perder tiempo inventando lo que existe y funciona sin tapujos por su procedencia y sobre todo con qué fuerzas humanas contamos para levantar el país y evitar que se nos siga fugando lo mejor de Cuba, que son su gente, sobre todo los jóvenes con sus fuertes piernas, manos y brillantes cerebros llenos de conocimientos y esperanzas. Lo que no resiste una explicación más es la simple reflexión de que como estamos no podemos seguir, y si no nos organizamos y creamos desde ahora el necesario marco político, económico, social y jurídico, estaremos condenados como muchos a “100 años de soledad”, o quizás más, porque ahora sí que nos lo estamos jugando todo por el todo. Que nadie se engañe, nuestros amigos del Caribe también son la más cercana competencia y aunque sus economías no sean tan robustas se vienen preparando para contrarrestar las consecuencias que podría traer para ellos el levantamiento del bloqueo a Cuba, además de ocupar y tener repartidos los espacios y el mercado norteamericano que nosotros abandonamos desde 1959, sin contar el ajustado sistema legal, cada norma jurídica, administrativa o protocolo que acompañan sus relaciones comerciales con los Estados Unidos, en eso nos llevan ventaja y experiencia. Después del levantamiento del bloqueo los EEUU nada nos van a regalar, tendremos que entrar a competir y negociar en igualdad de condiciones con todos y no podrá ser con palabrerías ni justificaciones, sino con iguales armas que los demás gladiadores de la arena mercantil y frente a un socio comercial más grande y poderoso. Lean el trabajo al que hace referencia este post para que comprueben que nadie del Caribe está durmiendo en los laureles.

    1. Gracias a UD por su profundo comentario, visión y aporte a la causa común de ayudar a levantar Cuba, con inteligencia, voluntad de cubano verdadero y propuestas concretas, no importa si está fuera o dentro de la más fabulosa Isla del Caribe, todos somos Cuba por estos tiempos, deberíamos cantar juntos esa bella melodía de Alexander que dice “… a mí, me dicen Cuba” y que termina con el himno nacional en un solo de trompeta que se escucha en el mundo entero.

  3. Podemos decir que el marco político y también en el campo de la salud como fomento de nuestra economía si hay logros que a demostrado durante años avancen importantes y junto a resultados , pero aun con esa experiencia en la parte económica como tal estamos a años luz de llegar a tan alta competitividad lo cual hace falta hacer grandes cambios des la manera de pensar hasta la forma de actual sino somos capaces de rectificar nuestra posición herrada y no buscamos mecanismo individuales de estimulacion que mejores nuestra economía y sus resultado en la re inversión continúa y de mano con la inversión social

  4. Pienso que eso de que Cuba tiene que abrirse y modificar su marco legal para poder comerciar con USA es puro cuento chino de los que quieren “otras aperturas” para favorecer ciertos intereses, visualizando una era post socialismo en Cuba. El imperio yanqui en su esencia siguen siendo los mismos, los mas poderosos imperialistas del mundo, que no buscan ayudar a pueblos sino saquear sus riquezas, comprarle barato y venderle caro, lograr la ingerencia en sus políticas y gobiernos, obtener más ganancias, más mercados. Piden libre comercio para vender productos norteamericanos a los países subdesarrollados pero mantienen el proteccionismo y las barreras arancelarias, de calidad o de otros tipos para la entrada de los productos de esos mismos países a territorio norteamericano. No olvidemos que los norteamericanos no son angelitos. Son prepotentes, engreídos, se creen los llamados por Dios para gobernar el planeta, son los padres de casi todos los conflictos en el mundo y venden millones en armas para mantener y reproducir guerras. Cuba mantiene relaciones comerciales con un montón de países y si en algo tienen que mejorar es en lograr la mejor calidad para sus productos exportables, pero cuidado, el marco legal no impide en nada el intercambio comercial con USA , salvo que ellos quieran imponer sus normas como siempre han querido, cosa que con Cuba no han logrado desde 1959. En nada tiene que ver el marco legal interno de Cuba con el comercio internacional . Cuba es signataria de la mayoría de convenios internacionales en materia arancelaria y de comercio internacional (no así de los que no ha considerado justos)Cuba tiene amplia experiencia y desarrollo con su MINCEX, su instituto de comercio exterior, sus empresas de comercio exterior, su CEPE, y sus montones de especialistas bien preparados, experiencia en contratos de compraventa internacional, transporte marítimo de cargas, almacenaje y logística, seguros internacionales. No nos engañemos, no hay comercio con Cuba por la sencilla razón de que Cuba tiene un sistema político que ellos aborrecen, temen y en secreto admiran por habérselo mantenido medio siglo frente a sus narices. Y con todo y su bloqueo Cuba ha comprado y vendido a empresas extranjeras y paises, claro que con costos mayores en fletes y gastos por la lejanía de los mercados. Cuba tiene comercio con países de Europa, Canada, China, Rusia, latinoamerica, y ninguno de estos están en eso de que si cambiar el marco legal y una mayor apertura a la inversión extranjera en cuba, salvo los tradicionales gobiernos amiguitos hueleculus de los americanos, claro. La inversión extranjera implica pérdida de soberanía, ingerencia política, corrupción de directivos nacionales por los empresarios extranjeros, destrucción solapada del medioambiente, y no genera ningún desarrollo, mas que para los propios inversionistas que se llevan sus bolsas llenas de billetes y los directivos o políticos corruptos que se llevan sus comisiones por permitirles hacer y deshacer. El desarrollo tiene que generarse dentro del país, estimulando a los trabajadores con mejores salarios, garantizándoles hogar, comida y una vida decorosa, invirtiendo en desarrollo tecnológico , en la maquinaria y la tecnología necesaria para producir equipos, piezas, herramientas, formando la fuerza de trabajo, los técnicos, ingenieros, que puedan crear y evitar importaciones, usando racionalmente los recursos, produciendo productos exportables e importando solo lo necesario para producir lo que necesitamos fabricar en el país. No sueñen con que la inversión extranjera y los americanos van a sacar a Cuba del subdesarrollo, al contrario, se irá incrementando una élite aburguesada de los que trabajen en firmas extranjeras, o para ellas, con aumento de la simulación que ya existe en abundancia, la corrupción y en consecuencia el malestar de los mas empobrecidos y la represión policial mandada por un gobierno tan corrupto como el que dejamos atrás en el 59. No hay que ser Nostradamus para visualizar lo que vendrá con la apretura a los yanquis y a la inversión extranjera y la fe ciega en que esos serán los mesias del cubano. En ese contexto los hijos de los papis jerarcas seguirán en el poder, serán los que negocien con las firmas extranjeras y gerencien sus sucursales y sus negocios en Cuba, no los tontos de a pie que siguen comprando el pan de a medio y perderán hasta ese pan. Cuba debe mejorar y su marco legal también, pero siempre para bien de su población, no pensando en que asi nos comprarán lo que hoy no nos compran. Sobre las reclamaciones por confiscaciones después del 59, acogidas con beneplácito por el gobierno norteamericano, habria que decir que Cuba tiene también una demanda del pueblo de Cuba contra las acciones del gobierno de USA por los daños y perjuicios que causaron que compensen ambas y si no, si eso es obstáculo para comerciar, la soberanía cubana también lo seguirá siendo porque fue la que generó esas confiscaciones que en su momento fueron justas y legales, entonces, habría que decirle a los EEUU como dijo Maceo en Baraguá ante la propuesta de rendición del gral. español Martínez Campos. No hay pacto!!!. Nadie se murió en 50 años de revolución por no comer macdonals con cocacola. Al contrario creamos nuestras propias hamburguesas nuestros perritos calientes y tenemos nuestra TuKola y Tropi-Cola con mucho orgullo nacional.

    1. No le falta razón en algunas consideraciones sobre logros cubanos y análisis histórico del tema desde su punto de vista, pero no se trata de dar un discurso a estas alturas, o más bien bajada profunda de la economía cubana que se muestra insostenible y ya insoportable para los cubanos después de tantos años de sacrificios, esperanzas truncas y escupitajos políticos de todas las partes que siempre han salpicado al pueblo, mientras por debajo de la mesa solo Dios sabe lo que pudieran negociar. Se necesitan propuestas, no críticas de extrema, da lo mismo de izquierda, derecha, arriba, abajo, o detrás, se necesita que todo sea “pa´lante” liberados de los esquemas fracasados, no importa que sean verdes, rojos o amarillos, con la hoz y el partillo, muchas estrellitas con franjas u ojos oblicuos y asiáticos, del norte o el sur, el Este europeo o el Oeste de vaqueros. “No hay pacto” resultó exitoso en aquellos tiempos, en estos también podría ser la solución de los cubanos, “lanzarse al combate como Maceo y su tropa” y no seguir esperando por “los cantos de sirena” que llegan a los cubanos lo mismo “de afuera que de adentro”, son baladas igual que duermen, paralizan y te vas muriendo esperando lo que nunca llega. Hizo UD alusión a los éxitos de la economía cubana y todo lo negativo que se espera si hubiera más inversión extranjera y comercio con EEUU (lo cual rechaza de plano junto a un adecuado ordenamiento legislativo), ¿pudiera explicar que quiere decir ¿Socialismo próspero y sostenible?, ¿conceptualización del nuevo modelo económico?, y finalmente ¿cuándo y cómo llegaran a disfrutar los beneficios de esos conceptos los cubanos?

      1. Nunca podrán los cubanos disfrutar de nada mientras no haya democracia y se acabe la dictadura, viven engañados, solo disfrutaran los que reciben de sus familiares fuera de Cuba, ademas los que viven de los 10 millones de esclavos. Disculpen, este es mi primer comentario en 10 años, después de que fui libre y deje de ser esclavo. Solo hasta que se acabe la dictadura los cubanos no serán nada y por favor, yo se lo que es dictadura. Gracias

        1. Respetamos sus opiniones, es un derecho pensar y expresarse libremente, pero no deja de trasmitir mucho odio y resentimiento, debe UD tener profundas razones para ello, pero el sentido de este sitio, además de contribuir con la cultura jurídica de todos, es propiciar un espacio más en internet para debatir temas que arrojen resultados prácticos para bien de la sociedad cubana y no calificar al Gobierno o repetir lo que muchos hacen, que también no son más que otras consignas improductivas. Lo invitamos a UD y los demás visitantes del sitio a buscar y encontrar el camino, o al menos la luz que nos alumbre el destino de la Nación, con la ayuda de todos los cubanos dignos, “la Patria es de todos” y estamos tocando el fondo, se nos acaba el oxígeno, necesitamos construir muchos puentes para unirnos con ideas renovadoras los de adentro y los de afuera, todos los buenos cubanos aun pensado diferente como lo pudieron lograr recientemente los colombianos. No son tiempos de repetir el contenido de las mismas revistas viejas que tuvieron o no su sentido al publicarlas, ya hoy son historia y tenemos que levantar al país “por todos y para el bien de todos”. Por eso publicamos su comentario, para ser inclusivos, no queremos que nadie se quede fuera pensando cómo mejorar la economía de Cuba y proponer un buen marco legislativo que la acompañe, para no estar dando tumbos y se nos siga escapando la vida.

        2. Jurista, tiene Ud. razón, así sería bien que todos pensaran como Ud., para poder levantar a Cuba de todos los sufrimientos que sus hijos han pasado, además que las nueva generación puedan disfrutar por lo que han luchado tantos cubanos. Mi opinión no es de odio, solamente adoro la libertad, respetar y que se me respeten, no hay gobiernos buenos, los pueblos son los buenos y nuestro pueblo es uno de los mejores en el mundo. Le reitero las gracias por respetar mi opinión, su respuesta a mi comentario es perfecta, SALUDOS.

    2. Mi hermano en que planeta tú vives y con qué mentalidad de Baragua en pleno siglo XXI, me imagino que andas en carro y con algunas preferencias por tus alegatos. Hace falta que mudes ese modo de pensar arcaico y vivas los nuevos tiempos, que de aprovechadores Cuba está llena, no son solos los americanos, dentro hay una pila de americanos disfrazados de socialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *